En este artículo nos centraremos en hablar de las negligencias médicas más comunes en nuestra sociedad. Por culpa de ellas se cuentan por miles las personas que ven afectada su salud por despistes como los que leerás a continuación. Afortunadamente hoy en día existen Abogados de Negligencias Médicas que son especialistas en que no salgan impunes los responsables. Buscan ayudarte y conseguirte una indemnización por los daños causados.

Negligencias médicas por tipos

La mayoría de las demandas por negligencia médica se pueden incluir en una de las siguientes categorías principales de negligencia médica:

  • Diagnóstico erróneo
  • Negligencia que afecta al embarazo y al parto
  • Errores en la prescripción o administración de medicamentos
  • Errores quirúrgicos

Veamos cada uno de estos tipos de mala praxis un poco más de cerca:

Diagnóstico erróneo

Estudios recientes han encontrado que el diagnóstico erróneo de una afección es el principal tipo de error del médico, y que las cinco enfermedades o afecciones más comúnmente mal diagnosticadas son infecciones, tumores o masas dentro del cuerpo, ataque cardíaco, coágulo de sangre en el pulmón (embolia pulmonar) y enfermedad cardíaca.

Los diagnósticos erróneos pueden ocurrir con afecciones complejas (como las mencionadas anteriormente) debido a que los pacientes no siempre tienen la lista de síntomas de los libros de texto. Las consecuencias de un diagnóstico erróneo pueden ser mortales o poner en peligro la vida del paciente, ya que el médico ha estado invirtiendo un tiempo valioso en el tratamiento de la afección equivocada.

abogados especialistas en negligencias medicas

Negligencia que afecta el embarazo y el parto (Negligencia obstétrica/ginecológica)

Hay tantas cosas que pueden salir mal durante el embarazo y el parto que, incluso en el siglo XXI, la negligencia médica que afecta tanto a la madre como al niño durante el embarazo y el parto sigue siendo un problema.

Algunos de los principales tipos de negligencia médica durante el embarazo y el parto se deben a los siguientes problemas médicos:

  • Anomalías placentarias (placenta previa o desprendimiento de placenta)
  • Diabetes gestacional de la madre
  • Trabajo de parto excesivamente largo que causa lesiones a la madre y al bebé
  • Preeclampsia
  • Hemorragia de la madre durante el embarazo o el parto
  • Negligencia quirúrgica durante una cesárea
  • Negligencia en la administración de anestesia durante el trabajo de parto o una cesárea
  • Bebés prematuros
  • Distocia de hombro u otra lesión nerviosa del bebé durante el trabajo de parto

Estos son desafortunadamente sólo algunos de los problemas que pueden ocurrir durante el embarazo y el trabajo de parto. Sin embargo, es importante señalar una vez más que el embarazo es complejo y que el hecho de que el embarazo y/o el parto no hayan sido como se esperaba no significa automáticamente que el obstetra haya cometido mala praxis.

La negligencia médica, como la mayoría de los casos de lesiones personales, siempre se basa en la negligencia. El paciente sólo puede ganar una demanda por negligencia médica si prueba que el médico fue negligente (es decir, el médico no actuó razonablemente o con la habilidad y el cuidado que un médico razonablemente calificado hubiera demostrado en circunstancias similares).

Errores en la prescripción o administración de medicamentos recetados

La negligencia médica relacionada con la medicación es extremadamente común. Los errores de medicación pueden deberse a la administración de un medicamento incorrecto o a la administración de demasiada o muy poca medicación.

Los errores de medicación también pueden ser causados por el médico que receta el medicamento equivocado o la cantidad equivocada, la farmacia que entrega el medicamento equivocado, o la enfermera o asistente del médico que administra el medicamento equivocado o la cantidad equivocada.

Es sorprendentemente fácil administrar la cantidad equivocada de medicamento. Si, por ejemplo, alguno de los proveedores de atención de la salud en toda la cadena de medicamentos (desde el médico hasta la enfermera o el farmacéutico) omite o transpone un punto decimal, al paciente se le podría administrar diez o cien veces demasiada (o muy poca) medicación.

negligencias medicas

Errores quirúrgicos

Los errores del cirujano o anestesiólogo durante la cirugía no son inusuales. Los errores quirúrgicos más comunes son dañar un nervio, no controlar el sangrado y dejar un cuerpo extraño (como una esponja médica) dentro del paciente. Pero los cirujanos también, lo creas o no, han realizado la operación equivocada, a veces en la parte equivocada del cuerpo u ocasionalmente en el paciente equivocado por completo. Los lugares más comunes para el error quirúrgico son el tracto gastrointestinal y la columna vertebral.

La negligencia relacionada con la anestesia por lo general tiene que ver con darle al paciente demasiada anestesia, muy poca anestesia o el tipo incorrecto de anestesia (algunas personas son alérgicas a ciertos tipos de anestesia). Pero la negligencia relacionada con la anestesia también puede relacionarse con el cuidado del paciente durante la cirugía.

Por ejemplo, los pacientes deben ser trasladados periódicamente durante ciertos tipos de cirugía para evitar ejercer demasiada presión sobre partes específicas del cuerpo, y el anestesiólogo a menudo es responsable de que el paciente sea trasladado. Un problema que es bien conocido es la ceguera causada por la cirugía de espalda larga en la que el paciente está boca abajo durante la cirugía. Si el paciente no se mueve periódicamente, su larga permanencia en posición prona puede lesionar el nervio óptico y provocar ceguera.

Una pena que hoy en día existan aun problemas de este tipo y que no sean precisamente pocas las personas que ven mermada su salud por negligencias graves como las nombradas con anterioridad.

Tipos de Negligencias Médicas – ¿En que consiste cada una?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *