Hoy nos centraremos en los trastornos alimentarios más comunes entre las personas. Aunque no lo creamos, este tipo de conductas erróneas a la hora de alimentarnos afectan a un porcentaje de alto de la población mundial y suponen un riesgo real para la salud de las mismas.

La cantidad de trastornos alimenticios que veremos en este artículo, no se centrarán en ningún rango de edad. Si bien es cierto, que muchos de ellos suelen ser más comunes en épocas de transición como la adolescencia.

¿Qué es un trastorno alimentario?

Pero antes de empezar, una definición para entrar en materia nunca viene mal para los que sean nuevos en este campo:

Consideramos trastornos alimentarios al conjunto de enfermedades mentales que causan depresión y obsesión con el estado físico que tiene cada individuo. Se crea una preocupación excesiva por el aspecto físico llevando a las personas a comer mucho o por el contrario, a dejar de comer por sentir que se tiene un exceso de peso. Esto, como no, afecta gravemente a la salud y dificulta las relaciones sociales que pueda tener ese individuo.

En definitiva, el culto al cuerpo que nos ha inculcado la sociedad moderna resulta un arma de doble filo. Muchas personas traspasan la línea por la presión social y en la búsqueda de ser aceptados, sacrifican algo mucho más importante que aparentar, su salud.

transtornos alimenticios

 

Principales trastornos alimentarios

  • Vigorexia: Este trastorno de conducta alimentaria hace sentir a la persona débil, por lo que se obsesiona por conseguir de forma rápida masa muscular. Esto lleva a los afectados a realizar excesivo deporte y a consumir suplementos proteicos sin ningún tipo de control.
  • Anorexia: Las personas que la padecen crean una obsesión en torno a su aspecto físico, normalmente viéndose obesas, cuando ni mucho menos lo están. La “solución” que adoptan es dejar de comer, vomitar lo ingerido o tomar productos tales como laxantes para perder mucho más peso del recomendado por los médicos.
  • Potomanía: Relacionada con la Anorexia, se genera una conducta en la cual se beben grandes cantidades de agua, unos cuatro litros aproximadamente al día. El objetivo no es otro que llenar el estómago y así evitar comer.
  • Permarexia: Genera una obsesión que consiste en creer que todo tipo de comida engorda. Esto es realmente peligroso, porque los individuos tienen a cambiar varias veces de dieta en poco tiempo.
  • Manorexia: Las consecuencias de este trastorno alimenticio, el cual suele darse en hombres, puede resultar realmente perjudicial para la salud. Estar constantemente a dieta y realizar deporte excesivo son prácticas comunes cuando se padece.
  • Bulimia: Un problema grave que provoca a las personas que lo padecen ataques de voracidad extrema. El individuo después de haber comido grandes cantidades de alimentos calóricos, tiene un sentimiento de culpa que le lleva a vomitar todo lo comido.
  • Drunkoresia: Las personas que lo padecen, dejan de comer, para así solo ingerir las calorías del alcohol. Este problema puede hacer que el individuo se vuelva adicto al alcohol, lo que supone otro contratiempo.

transtornos de conducta alimentaria

Consecuencias de los transtornos alimentarios

Como puedes ver, las consecuencias de estos trastornos alimenticios para la salud de las personas pueden ser realmente preocupantes. Por esa razón recomendamos realizar cursos como los que imparten Instituto NewMind, que tienen una oferta educativa para formarte en temas de nutrición y dietética o simplemente, acude a especialistas, como los endocrinos. Ellos más que nadie te entenderán y te ayudarán a solucionar esos problemas que tantos quebraderos de cabeza y malos ratos te causan.

Principales Transtornos de Conducta Alimentaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *